Acerca de nosotras ·

Actividades

Escritora feminista Poeta Pintora Artista Cantante Actriz Periodista Música Escultora activista directora de cine Política Defensora de derechos humanos abogada compositora Arte Fotógrafa Profesora investigadora Maestra medica Arquitecta Socióloga Filosofa Historiadora Ilustradora dibujante fotografa Rosas para todas nuestras heroínas Mujeres Creadoras Novelista bailarina pianista Artista plástica Educadora guionista química Diseñadora Pintura coreógrafa sindicalista Literatura Psicóloga jurista literata Ecologista Pedagoga cineasta Narradora Documentalista Dramaturga ceramista feminista y activista por los Derechos Humanos urbanista Anarquista Descubridora Economista Fisica Poetisa Teologa científica matemática Actriz de teatro Artesana Cuentista Diseñadora gráfica Enfermera Filóloga Jueza cantautora Artesana alfarera Artista textil Artistas Bióloga Blogera Cantante y compositora Compositora de música Directora de orquesta Ecologa Fotoperiodista Interprete musical Naturalista Psicologa Psicoterapeuta Rapera diplomatica mezzosoprano Activista por los derechos sexuales de las mujeres Artesana herrera Artista gráfica Artistas graficas Diseñadora de moda Doctora Ciencias Políticas Escritoras Fisiologa Geologa Gestora cultural Neurologa Terapeuta Terapeuta quinesóloga Teóloga feminista asambleista asesora en prevención de violencia de género . diputada directora directora de teatro. directora de documentales directora de periódico directora de tv doula intérprete de sitar poeta Innu psicoanálisis toquillera

viernes, 5 de enero de 2018

Tina Modotti una de las fotógrafas más relevantes del siglo XX


Considerada una de las fotógrafas más relevantes del siglo XX, Tina Modotti (Údine, Italia; 17 de agosto de 1896 - Distrito Federal, México 5 de enero de 1942) fue militante comunista y trabajó para el partido en México, la Unión Soviética, España, Alemania e Italia. Autodidacta, hablaba cuatro idiomas y aprendió el oficio con el famoso fotógrafo Edward Weston.

Fue una mujer con una vida corta pero intensa que seguramente llegó mucho más lejos de lo que podía haber imaginado cuando transitaba su niñez repleta de privaciones, en Udine, al norte de Italia. Tuvo que trabajar desde los 12 años como operaria en una fábrica textil para ayudar a su madre a conseguir el sustento para ella y sus hermanos, mientras esperaban reunir dinero para alcanzar a su padre y a su hermana mayor, que habían emigrado a la ciudad estadounidense de Los Angeles.

En Norteamérica Modotti trabajó como modista y en sus ratos libres actuó dentro de un grupo amateur de teatro. Logró algunos papeles en Hollywood en películas mudas, actividad que no podía durar ante la llegada del cine sonoro, que dejaría en evidencia su mal inglés y su fuerte acento italiano. 

Siendo muy joven se casa con un poeta y pintor, de quién enviuda al poco tiempo, que la acercó al mundo artístico y es allí donde conoció al fotógrafo Edward Weston, para quién trabajó en un principio como modelo y luego como asistente, aprendiendo el manejo de la cámara y del revelado y haciendo sus primeros pasos como fotógrafa.


Modotti y Weston se consolidan como pareja y se mudan a México. Allí, a través de la fotografía, que retrata a un pueblo en plena ebullición revolucionaria, se acerca a lo que sería su otra gran pasión: la política.


Su vida amorosa la une a tres dirigentes comunistas sucesivamente: con el mexicano Xavier Guerrero, que era ayudante de Rivera, forman parte del movimiento revolucionario a través de la Unión Mexicana de Artistas (UMA), integrada por el propio Diego, Manuel Álvarez Bravo, Charles Chaplin, David Alfaro Siqueiros, Frida Kahlo y otros.


En 1928 conoció a Julio Antonio Mella, miembro del Partido Comunista de Cuba, con quien trabajó en el comité “Manos Fuera de Nicaragua”, por la libertad de Antonio Gramsci, del dirigente argentino Rodolfo Ghioldi, y en la recolección de firmas por la libertad de Nicolás Sacco y Bartolomeo Vanzzeti. Mella fue asesinado un año más tarde y Modotti fue expulsada, acusada de ser cómplice del intento de asesinato del presidente de México, Pascual Ortiz Rubio.
                          

Su tercera pareja es el italiano Eneas Sormenti, con quien integra el primer comité antifascista italiano. Se conocieron en México se reencontraron en Moscú, donde ambos militan en el Partido Comunista.

La escritora mexicana Elena Poniatowska, en la biografía sobre Modotti titulada “Tinísima” la describe como “un sujeto en la búsqueda de un arte militante y de carácter documental, que intenta conciliar la vanguardia estética y la vanguardia política. Una mujer en busca de identidades a través de toda clase de instrumentos: la mirada, la palabra y la acción”.

Tina murió el 5 de enero de 1942 de un ataque al corazón, mientras viajaba en taxi, aunque también existe la sospecha de que pudo ser asesinada. En su lápida en el cementerio de la Ciudad de México se lee un verso que le dedicó Pablo Neruda.



Assunta Adelaide Luigia Modotti, más conocida como Tina Modotti a los 17 años emigró a Estados Unidos para alcanzar a su padre y hermana mayor, que ya vivían allí. En 1921 conoció a Edward Weston y en 1922 llega a México para enterrar a su primer marido Roubaix de L'Abrie Richey. En México conoció e hizo íntima amistad con Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Blanca Luz Brum, Nahui Ollin, María Tereza Montoya y Frida Kahlo. Se hizo miembro del Partido Comunista Mexicano en 1927. Apoyó activamente la lucha de Augusto César Sandino y ayudó a fundar el primer comité antifascista italiano. En 1928 conoce a Julio Antonio Mella, dirigente estudiantil cubano, cuando se forma el comité en apoyo a los anarquistas Sacco y Vanzetti.


Conocida por sus controversiales fotos de desnudos y por la mirada particular que reflejaba en las fotografías que tomaba de México. Más tarde ella sería testigo del asesinato de Mella. En 1930, es falsamente acusada de conspirar para asesinar a Pascual Ortiz Rubio, presidente de México en ese entonces, por lo que fue detenida. Gracias a la ayuda de Diego Rivera, fue liberada pero expulsada del país.


Llega a Alemania a mediados de 1930, viaja a la Unión Soviética y se reencuentra con Vittorio Vidali, a quien había conocido en México. Participó en el Socorro Rojo Internacional. En 1934 parte hacia España. Durante la Guerra Civil Española se alista en el Quinto Regimiento y trabaja en las Brigadas Internacionales, con el nombre de María hasta el fin de la guerra. Margarita Nelken, en una de las varias alabanzas que se hacen a su actividad, relata como atendía a los niños que llegaron a Almería tras el éxodo del pueblo de Málaga que se vio acosado durante el trayecto a pie por los bombardeos de las fuerzas franquistas.


En 1939 regresa como asilada a México, donde continúa su actividad política, a través de la Alianza Antifascista Giuseppe Garibaldi. En 1940, el presidente Lázaro Cárdenas anula su expulsión. Muere el 5 de enero de 1942. En el libro "Tina", Pino Cacucci hace mención a un posible homicidio de Tina Modotti, lo que siempre ha sido una controversia al no existir autopsia.

Junto con Weston, fue mentora del fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo. La escritora mexicana Elena Poniatowska escribió una biografía novelada intitulada "Tinísima". Víctor Hugo Rascón Banda escribió una obra de teatro llamada "Tina Modotti".



El interés que proyectó Modotti, en sus obras fue un reflejo del compromiso ideológico que tenía hacia los grupos sociales más vulnerables, ejerciendo su labor como editora y fotógrafa para la revista Mexican Folkways y el periódico El Machete en 1924, esta labor la llevaría a ser considerada como precursora del fotoperiodismo crítico en México. Logrando una identificación inmediata con México y sus habitantes que se ve reflejada en su obra.

Su trabajo logró ser captado por artistas como Diego Rivera y José Clemente Orozco, quienes entre los años 1927-1930 le confiarían la labor de fotografiar sus obras, cuyo trabajo representa cierto valor histórico, el cual testifica la realización de las obras de estos dos muralistas mexicanos.

Según Manuel Álvarez Bravo, Tina Modotti tuvo dos períodos: el romántico y el revolucionario. En primero, influenciado por Weston, donde fotografiaba flores, objetos y detalles arquitectónicos y el segundo surgido en México, iniciando su relación con el movimiento de muralistas mexicanos para retratar el trabajo de estos artistas poniendo énfasis en los detalles como los trabajadores y los indígenas, además de su trabajo independiente, captar imágenes de indígenas y mestizos y documentar la lucha social de los menos privilegiados con gran cuidado en la composición y el armado de las escenas, pero sin poses ni actitudes forzadas.

Hay un período de transición en el que produjo algunas de sus fotos más memorables, como las manos de un campesino agarrando una pala o las manos de una lavandera.
               

http://grasalud.blogspot.com/2013/01/tina-modotti-fotografa-revolucionaria-y.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Tina_Modotti
http://gerardomorah.wordpress.com/2009/07/20/retrato-de-mujer-una-vida-con-tina-modotti/
http://languages.oberlin.edu/courses/2010/spring/hisp205/ahassen/2010/05/03/tina-modotti/
http://www.modotti.com/?page_id=24
http://buscameenelciclodelavida.blogspot.com/2014/08/recordando-tina-modotti.html http://memoriandofotografia.blogspot.com/2013/03/tina-modotti.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más