Acerca de nosotras ·

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Jacoba González Porras partera y agricultora costarricense



Jacoba González Porras (1909-2010) fue una  partera y agricultora que ingresó en la Galería de las Mujeres de Costa Rica  (Edición 2002) por su trayectoria de vida, y por hacer posible que las mujeres de la zona rural recibieran una atención segura y humana durante el parto.

Brindó su ayuda a todas las mujeres que la necesitaron sin importar la hora, las condiciones atmosféricas o el medio de transporte que tuviera que utilizar. Atendió más de 500 nacimientos, en los cuales ninguna mujer en parto perdió la vida.

Enseñó que con paciencia, responsabilidad, calidez humana y profesionalismo, las mujeres pueden recibir atención de calidad en el momento del parto. Además, consolidó el respeto hacia las parteras tradicionales como parte del equipo de salud.

Paralelamente a su labor, luchó por fortalecer el Programa de Hospital sin Paredes y puso la medicina natural al servicio de la comunidad. Se dedicó a la siembra de plantas medicinales, con las cuales atendió, sin costo alguno, los diferentes problemas de salud que presentaban las personas tanto de su comunidad, como de zonas aledañas.


Jacoba González fue una mujer sencilla, humilde y desprendida; reconocida como una mujer fuerte que durante toda su vida se dedicó a luchar por el bienestar de las mujeres y de su comunidad y que representa la expresión del valor de la solidaridad. Falleció en el 2010 a la edad de 101 años.


https://www.inamu.go.cr/jacoba-gonzalez-porras-1909-
Leer más...

martes, 10 de diciembre de 2019

Homa Darabi enfrentó la tiranía del régimen iraní contra las mujeres


Homa Darabi ( 16 de enero de 1940 - 21 de febrero de 1994 en Teherán ) era un pediatra de Irán que tuvo licencia para practicar medicina en Nueva Jersey, Nueva York y California.  Darabi estudió medicina en los Estados Unidos y regresó a Irán en 1976 para trabajar como psiquiatra. Después de la Revolución Islámica de 1979 , las autoridades iraníes cerraron su oficina porque se había negado a usar el vestido islámico obligatorio en forma de chador .

Aproximadamente un mes después de que una niña de 16 años fuera asesinada a tiros en Teherán por usar lápiz labial. El lunes 21 de febrero de 1994, Darabi se inmoló en la plaza Tajrish de Teherán mientras gritaba "¡Muerte a la tiranía! ¡Viva la libertad! ¡Viva Irán!"

En los Estados Unidos, su hermana Parvin Darabi creó una  Fundación con su nombre  en su memoria. Parvin Darabi también fue coautora de la biografía de Homa Darabi llamada "Rage Against the Veil"



Una luz de sacrificio:  autoinmolación en la plaza Tajrish, Teherán


"MI HERMANA TERMINÓ SU VIDA COMO UN ACTO DE PROTESTA contra la forma en que la República Islámica trata a las mujeres iraníes, especialmente a las educadas". Parvin Darabi habla en voz baja, como si la lengua persa hubiera lijado los bordes ásperos del inglés. Pero su voz se llena de pasión cuando habla de las condiciones en su tierra natal. "La situación es tan degradante y dolorosa y tan aterradora que muchas mujeres no sienten ninguna salida. El descontento general entre las mujeres iraníes está aumentando. La tasa de suicidios ha aumentado drásticamente".

La hermana de Parvin, Homa Darabi, MD, había sido políticamente activa desde sus días de estudiante. En 1960, relata su hermana, Homa fue encarcelada brevemente por protestar contra el régimen del Sha. En 1963, se casó con un compañero de clase y, después de graduarse de la Facultad de Medicina de la Universidad de Teherán, practicó en una aldea rural.

La Dra. Darabi obtuvo una residencia en pediatría en los EE. UU., Donde vivió durante nueve años y adquirió la ciudadanía estadounidense. Pero en respuesta a las presiones familiares para servir a su país, y también para pagar el costo de su educación, finalmente se fue a su casa en Irán como una de las pocas psiquiatras infantiles del país. Fue nombrada directora de la clínica psiquiátrica infantil de la Universidad de Teherán.

Ferviente nacionalista, la Dr. Darabi inicialmente apoyó la revolución de 1978. Fue una de las dos mujeres que se reunió con el nuevo primer ministro, Abolhassan BaniSadr, para presentar una lista de las demandas de las mujeres. Al igual que muchos iraníes, creía la promesa de Jomeini de que después de que el Shah fuera depuesto, el clérigo exiliado regresaría a la ciudad sagrada de Qom y dejaría el gobierno a los políticos seculares. En cambio, estableció una República Islámica que ha despojado a las mujeres de casi todos los derechos que habían obtenido en las décadas anteriores.


En 1979 Khomeini decretó que todas las mujeres deben usar el vestido islámico (hijab) en el trabajo. Homa Darabi se negó, y durante mucho tiempo su situación especial  la protegió. Luego, en 1990, el gobierno la transfirió al Hospital Iman Hussein. Su directora, una de sus ex alumnas , era una fundamentalista estricta que insistía en que ella usara el hijab islámico completo. Homa Darabi se negó, diciendo que era demasiado difícil para ella examinar a una paciente mientras estaba envuelta en tanto material. Como resultado, fue despedida de su cargo. Ella llevó el caso a los tribunales, pero los jueces, que pueden dictar una sentencia de muerte en cuestión de minutos, tardaron cuatro años en decidir su caso.

Como la mayoría de los médicos iraníes, la Dra. Darabi tenía una práctica privada además de su trabajo en el hospital. Pero los terrores de la revolución invadieron su oficina en casa. Los padres acudían a ella diciendo: "Mi hija fue arrestada por usar maquillaje y sentenciada a 150 latigazos. Le ruego que escriba una carta que certifique que está mentalmente incapacitada para que no la castiguen". Las cartas salvaban a la niña de azotar a costa de destruir su futuro; ella siempre sería considerada loca y no apta para el matrimonio. La Dra. Darabi tenía dos hijas que vivían en los Estados Unidos, señala su hermana, y estos incidentes la torturaron.

El régimen comenzó el acoso concertado. Los agentes del gobierno hicieron citas falsas. Uno en la oficina de Darabi la arengó durante horas, exigiendo saber por qué ella no usaba el hijab. Se negaron a pagar las "citas. Darabi creía que sus pacientes también fueron acosados ​​porque dejaron de venir para recibir tratamiento. Incapaz de ganarse la vida, cerró la clínica.

Durante años, Homa Darabi había instado a su hermana, Parvin, una ingeniera que vivía en California, a regresar a casa y ayudar a reconstruir su tierra natal. Ahora era Homa quien quería irse. En 1991, Parvin viajó a Irán y le pidió permiso al esposo de Homa para sacarla del país para que pudiera comenzar una nueva vida. "Frente a toda mi familia, el hombre se volvió desagradable", dice ella. "Me dijo que Irán era una República Islámica y que era el dueño de esta mujer, que yo no era nadie y que mi madre no era nadie y que no había nada que pudiéramos hacer. Y tenía razón. Bajo el gobierno islámico, una mujer no tiene derechos. Y esto es lo que más me molesta, el sentimiento de impotencia".

En enero de 1994, el gobierno terminó la construcción de un hospital psiquiátrico para niños, que había sido diseñado según las instrucciones de la Dra. Darabi y según sus especificaciones. Le pidieron que volviera a trabajar como directora, siempre y cuando ella siguiera sus reglas. Homa Darabi se negó.

En el décimo día del Ramadán, el 21 de febrero de 1994, la doctora  Darabi, que en esos momentos rara vez salía de su casa, se vistió para salir. Se puso el ropoosh, un abrigo largo que se consideraba un sustituto aceptable del chador. Se ató el pañuelo en la cabeza, se ocultó cada mechón de su cabello y se metió en su automóvil. Ese día, especialmente, aparentemente estaba decidida a no ser detenida por los pasdaran (guardias revolucionarios) antes de llegar a su destino.

La Dra. Darabi condujo hasta la estación de servicio local y les pidió a los asistentes que llenaran su tanque y una lata de repuesto. Luego condujo al norte de Teherán, a una plaza en un barrio de clase alta.

La plaza Tajrish es incesantemente ruidosa y abarrotada, incluso durante el Ramadán. Las calles de los alrededores son residenciales, pero la plaza está llena de oficinas, pequeñas tiendas y puestos de frutas. Un altavoz de una mezquita cercana transmite oraciones y lamentaciones rituales. Muchas rutas de autobús pasan por aquí. En cada parada hay dos líneas, una para hombres y otra para mujeres, que deben viajar en vehículos separados, excepto en autobuses más grandes donde las mujeres viajan en la parte de atrás.

El Dr. Darabi estaba familiarizado con el vecindario. Su cuñado vivía allí. En algún momento anterior, una niña de 16 o 17 años había recibido un disparo en esta plaza en una escaramuza con un guardia excesivamente celoso que la había detenido por usar lápiz labial.

La Dra. Darabi detuvo su auto y caminó hacia el centro de la plaza. Eran las 3:00 pm Los transeúntes se detuvieron, congelados, mientras ella se quitaba el pañuelo y vaciaba la lata de gasolina en su cabeza. Comenzó a gritar a todo pulmón, y su voz sonó sobre el ruido del tráfico, sobre el sonido de los altavoces. "¡Muerte a la opresión! ¡Viva la libertad!" Luego encendió un fósforo.

Homa Darabi murió a la 1 de la mañana del día siguiente, dejando a un médico menos para atender las necesidades del pueblo iraní. Alrededor de 10,000 personas asistieron a su funeral, según su hermana.

La noticia se transmitió primero fuera del país en la radio en idioma farsi de Israel, luego en la BBC. La prensa iraní guardó silencio hasta mucho después, cuando el régimen describió a la Dr. Darabi como una enferma mental. (El suicidio por fuego no es infrecuente en Irán; el mismo día que la Dr. Darabi se suicidó, una niña de 14 años se prendió fuego para escapar de un matrimonio forzado con un hombre de 44 años).

En California, cuando Parvin escuchó la noticia, envió un comunicado de prensa a los programas de noticias de la televisión estadounidense, pero no hubo cobertura del evento. "Cuando los llamé, me dijeron que esta historia no era sensacional porque no tenía una foto de mi hermana ardiendo en llamas. Estaba realmente conmocionada y humillada".

Aghazi No (New Start), una revista en idioma farsi, informó que hubo servicios conmemorativos públicos por Homa Darabi en varias ciudades de EE. UU. y Europa. Al igual que los funerales sudafricanos antes del fin del apartheid, estas conmemoraciones se convirtieron en manifestaciones políticas. 

 Tomado del articulo escrito por Martha Shelley escritora independiente y periodista de radio en Oakland, California. 
Parvin Darabi invita a las personas interesadas en trabajar por los derechos humanos en Irán a contactarla en la Fundación Homa Darabi, 11200 Donner Pass Road, # 176, Truckee, CA 96161.

https://en.wikipedia.org/wiki/Homa_Darabi
https://thefreeiranian.org/slider/an-iranian-woman-sacrifices-herself-for-womens-rights-where-are-western-womens-rights-activists
https://twitter.com/hashtag/homadarabi
https://www.ontheissuesmagazine.com/1994fall/tehran.php
Leer más...

lunes, 9 de diciembre de 2019

10 años haciendo camino hacia la igualdad


Solo un pequeño alto en el camino  para tomar fuerzas,  e invitarles o invitaros en esta ruta no tan sencilla ni recta .
Sin nuestro esfuerzo nada cambiara, necesitamos abrazarnos y seguir . TENEMOS CLARA LA META . 
Leer más...

Ofelia Domínguez Navarro escritora, maestra, abogada, feminista y activista cubana


Ofelia Domínguez Navarro ( Mataguá , 9 de diciembre de 1894 - La Habana , 7 de julio de 1976) fue una escritora, maestra, abogada, feminista y activista cubana. Ella era una defensora de los derechos de las mujeres y los niños ilegítimos. Como periodista, Domínguez Navarro apoyó opiniones feministas mientras escribía para varios medios en Cuba, y en 1935, se convirtió en la primera mujer directora de periódico en el país con La Palabra . Fue destacada como una de las intelectuales más destacadas de las décadas de 1930 y 1940, con Mirta Aguirre y Mariblanca Sabas Aloma .

Muchas mujeres, algunas aun anónimas, protagonizaron el debate feminista en la década del 20 en Cuba.

Entre ellas figuraron intelectuales, pintoras, periodistas, pedagogas, tabaqueras y obreras de diversa procedencia, quienes el 3 de julio de 1918 crearon el Club Femenino de Cuba, organización que desempeñaría un rol trascendental en la organización del movimiento feminista en la nación caribeña.

Una de esas mujeres fue Ofelia Domínguez Navarro, periodista, abogada y maestra de profesión, que dedicó su vida a la defensa de los ideales del feminismo.

Fundadora de importantes organizaciones de mujeres como la Alianza Nacional Feminista y la Unión Radical de Mujeres, participó como delegada en varios eventos femeninos celebrados en las décadas del 20 y el 30 del pasado siglo.

En 1922 obtiene en Santa Clara la plaza de Notaria por oposición, siendo la primera mujer que en Cuba desempeñó dicho oficio.

Por su abierta oposición al régimen del dictador Gerardo Machado, fue encarcelada y desterrada. Vivió en México varios años, donde ganó prestigio como abogada.

En 1936, junto con Matilde Rodríguez Cabo , propuso por primera vez reformas diseñadas para despenalizar el aborto en el Código Penal de México, una propuesta que estuvo a la vanguardia del debate internacional que se avecina sobre la autodeterminación de las mujeres.

Domínguez desarrolló una activa militancia en los grupos pacifistas cubanos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue nombrada en 1946 vicepresidenta de la Federación Internacional de Abogados y en 1947 secretaria general de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU).

 Tomado  parte del texto de Lisandra Chaveco - Revista Mujeres.- 
https://cubainformacion.tv/cuba/83079-ofelia-dominguez-precursora-del-feminismo-en-cuba
https://en.wikipedia.org/wiki/Ofelia_Dom%C3%ADnguez_Navarro
Leer más...

domingo, 8 de diciembre de 2019

Adrienne Thomas novelista alemana


Adrienne Thomas era el seudónimo de Hertha A. Deutsch , nacida Strauch (24 de junio de 1897, Saint-Avold, Francia- 7 de noviembre de 1980, Viena, Austria ),  novelista autobiográfica alemana.


Hertha Strauch nació en St Avold en Alsace-Lorraine , entonces parte de Alemania, el 24 de junio de 1897. Creció bilingüe en alemán y francés , yendo a la escuela en Metz ,  donde su familia tenía una pequeña tienda por departamentos . Durante la Primera Guerra Mundial se convirtió en enfermera de la Cruz Roja , primero en Metz y luego en Berlín , donde su familia se mudó. Durante la década de 1920 se formó como cantante y actriz en el Clara Lion Conservatory en Frankfurt .

Escribiendo como Adrienne Thomas, describio a sus experiencias de la Cruz Roja para su novela semi-autobiográfica antibelicista Die Katrin wird Soldat (Katrin se convierte en soldado), el diario de una joven judía que sirve detrás de las líneas alemanas como trabajadora humanitaria. Publicado en 1930, el libro fue traducido a dieciséis idiomas. Cuando Adolf Hitler llegó al poder en 1933, Thomas se vio obligado a exiliarse y sus escritos fueron prohibidos. Después de vivir en Austria , Francia y los Estados Unidos , finalmente se estableció en Viena en 1947.


Adrienne Thomas fue una de las primeras autoras en ser declarada "indeseable" por los nazis, y cuando Austria estuvo ocupada, ella respondió a la peligrosa situación observando y anotando. "Ya no tenía un hogar, este estaba solo en algún escritorio. Descubierta por los nazis, huyó a Francia. En 1940 fue internada en el campamento de mujeres Gurs en el sur de Francia, pero escapó y se embarcó hacia Nueva York. Aquí Thomas trabajó como periodista y escribió su novela de exilio hasta el final. En 1941 se casó con el político socialista Julius Deutsch, con quien regresó a Viena en 1947. En sus libros, 6 novelas, 4 libros para niños y ensayos, como en su vida, Adrienne Thomas mostró coraje y optimismo, especialmente en tiempos de crisis: "Estaba feliz en todas partes".




Autora de muchas otras obras, Hertha Strauch es una figura importante del humanismo y el pacifismo en Europa

En febrero de 2004, la figura de Adrienne Thomas fue finalmente rehabilitada en su ciudad natal, gracias a la creación de un premio otorgado por el Ayuntamiento de Saint-Avold a nuevos historiadores, que se celebra en la ciudad con motivo de las Jornadas Europeas del Patrimonio . Adrienne Thomas es representante de esta generación de ciudadanos profundamente impregnados por las dos culturas, que caracteriza a Lorena



Tenía miedo. Por la noche solía estar sentada en una mesa y escribir. Una no podía callarse. Había que dejar en evidencia quienes eran aquellos. Todas las fuerzas morales y humanas del mundo tenían que unirse contra el antihumano. Cada voz, incluso la más insignificante tenía que alzarse en la lucha contra este mal tan grande
 Del texto  Reisen Sie ab, Mademoiselle! .


Obras
Die Katrin wird Soldat. (Berlín, 1930)
Dreiviertel Neugier. (Amsterdam, 1934)
Katrin! Die Welt brennt! (Amsterdam, 1936)
Andrea. Erzählung für Jugendliche. (Basilea, 1937)
Viktoria. Erzählung für junge Menschen. (Basilea, 1937)
Wettlauf mit dem Traum. (Amsterdam, 1939)
Von Johanna zu Jane. (Amsterdam, 1939)
Reisen Sie ab, Mademoiselle! (Estocolmo, 1944)
Ein Fenster zum East River. (Amsterdam, 1945)
Da und dort. (1950)
Ein Hund ging verloren. Erzählung für Jugendliche (1953) ( después apareció bajo el titulo de Ein Hund zweier Herren (1973).
Markusplatz um vier (1955)
 Y numerosos artículos, entrevistas, discursos en coloquios internacionales y publicaciones universitarias 


Agradecemos  la ayuda en traducción de Ute Petra 

https://de.wikipedia.org/wiki/Adrienne_Thomas
http://www.fembio.org/biographie.php/frau/biographie/adrienne-thomas/
Leer más...

sábado, 7 de diciembre de 2019

Anna Koubert o Tine van Berken escritora holandesa de libros para niñas


Anna Christina Berkhout , más conocida entre los seudónimos Tine van Berken y Anna Koubert (Amsterdam 29 de septiembre de 1870 - Amsterdam el 7 de diciembre de 1899), fue una exitosa escritora de libros para chicas. 

Hija de Hermanus Berkhout (1845-1909) y Machteld Snoek (1848-1925) se casó en Ámsterdam el 5-12-1895 con Christoffel Cornelis Witmond (1867-1936),  oficinista y luego representante de la firma de banqueros Insinger & Co Amsterdam. Tuvieron una hija 

Anna Christina (Tine) Berkhout creció en el Amsterdam . Fue a la escuela primaria en el Herengracht y en 1885 fue a la Escuela Municipal de Mejoramiento en el Nieuwe Prinsengracht. En ambas escuelas, sobresalió en la redacción de ensayos. También contaba historias a sus  tres hermanos desde  edad temprana.

Desde 1888 Tine Berkhout trabajó como profesora en una escuela primaria pública en Nieuwer-Amstel y luego en  la escuela pública en Weteringschans. Alrededor de ese tiempo,  escribió sus primeras historias para adultos. En 1890 publicó sus primeras traducciones y ediciones de libros ilustrados alemanes e ingleses bajo el seudónimo Tine van Berken. Debutó en 1893 con el libro ilustrado  por  consejo del poeta y editor de los Países Bajos MGL van Loghem, Tine van Berken   escribío  una de sus historias  para niñas de catorce años: Un trébol de cuatro (1894).

Ese mismo año, la colección de novelas bajo el nombre de Anna Koubert   comenzaron a ser publicadas .


El 5 de diciembre de 1895, Tine Berkhout se casó con Cor Witmond, el hermano de su amiga y colega Lia Witmond. Después de una corta luna de miel en Bruselas, la pareja se mudó con los padres de Cors arriba de la oficina donde Cor trabajaba como sirviente. Tine Witmond-Berkhout, como ahora se llamaba a sí misma en la vida cotidiana, siguió escribiendo. Publicó para  HJW Becht en Amsterdam varios libros para los grupos antes mencionados y, además, historias para niños y niñas de entre ocho y diez años, como La historia de una lonchera (1898). 


Poco después del nacimiento de su hija Marie (1899) apareció el primer número de Lente revista que fundaria y editaria  junto con Egbertha C. van der Mandele (28-1-1899),  y que le ofreció mucho espacio para la literatura y en la que Van Berken explicó sus ideas sobre buenos libros para niños. Según ella, la calidad del contenido y la forma deben ir de la mano y los libros para niños no deben ser infantiles.


En el transcurso de 1899, un frío desatendido en Witmond-Berkhout resultó en tuberculosis. Durante su lecho de enferma, que duró más de medio año, escribió la novela Madre Wassink para un concurso  de Elsevier ganando  el primer premio. Tine  murió el 7 de diciembre de 1899, a los 29 años, dejó atrás unos ochenta títulos. 
Witmond-Berkhout fue enterrada el 11 de diciembre y 4 de enero de 1900, su hija Marie también murió. 
Póstumamente apareció el libro  la Madre Wassink(1900) 



Los libros de niñas forman el núcleo de la obra de Van Berken. A diferencia de los libros para jóvenes de contemporáneos, el matrimonio en las historias de Van Berken no es el objetivo más importante. Por el contrario, las niñas se les anima a ser independientes, estudiar, encontrar un trabajo y usar la creatividad. Mientras que otros autores tienen un personaje principal, Van Berken eligió la perspectiva de múltiples personajes. Siguiendo a la escritora estadounidense Louisa May Alcott, presentó a la niña infantil, no femenina , y, como Jo en Little Women (1868-1869), muchos de los personajes de Van Berkens adoran leer y escribir. El enfoque estético de Van Berken para los libros para niños también fue innovador en un momento en que el libro se veía principalmente como un medio de educación.


 Ella tenia un estilo fresco y no afectado, con enseñanzas naturalmente entrelazadas en sus historias de la infancia. Tine van Berken fue la autora principal de su editor  Becht, con tiradas que van desde nueve mil (libros de niñas) hasta veinte mil (libros ilustrados) por título. Becht incluso mencionó su nombre en traducciones de otros, muy probablemente por razones comerciales. 

 Anthonetta Naeff se inspiró en Van Berken cuando escribió School idylls (1900).

Después de la Primera Guerra Mundial, Van Berken cayó en el olvido, hasta que el escritor flamenco Johan Daisne (Herman Thiery), que era hijo de una lectora admiradora de Tine,  la puso en el centro de atención en la década de 1940 inspirándose en ella  y refiriendose a ella en su propia obra, además  escribió la obra Tine van Berken (1945), más tarde seguida del ensayo Tine van Berken o la inteligencia del alma (1962). 

Esto dio lugar a una serie de reimpresiones de su obra. En 1993,  se creó la exposición " a los 100 años de Tine van Berken primera escritora holandesa de libros para chicas", que fue vista en varias bibliotecas, en búsqueda de su  revalorización.


http://resources.huygens.knaw.nl/bwn1880-2000/DVN/lemmata/data/BerkhoutTine
https://www.boekwinkeltjes.nl/b/182734070/Moeder-Wassink-Amsterdamsche-schets-Met-portret-van-de-schrijfster/
https://nl.wikipedia.org/wiki/Tine_van_Berken
http://www.caputovis.nl/Koppenol-Cornelis/Pulchri/Rudi-Willenborg-Tine-van-Berken
http://www.womenwriters.nl/index.php/Tine_van_Berken
https://dbnl.org/tekst/witm001bere01_01/witm001bere01_01_0001.php
Leer más...

viernes, 6 de diciembre de 2019

Nicole-Reine Lepaute astrónoma y matemática del siglo XVIII


Nicole-Reine Lepaute (nacida Étable , 5 de enero  de  1723 - 6 de diciembre de 1788)  fue una astrónoma y matemática. Ella predijo el regreso de Cometa Halley, calculó el momento de un eclipse solar y construyó un grupo de catálogos para las estrellas. Fue miembro de la Academia Científica de Beziéres.


Nicole-Reine Lepaute, también conocido como  Hortense Lepaute  nació en el Palacio de Luxemburgo en París, la hija de Jean Etable, valet en el servicio de Louise Élisabeth d'Orléans . En 1749, se casó con Jean-André Lepaute , que era un real relojero . Nicole Lepaute construyó un reloj con función astronómica, junto con su esposo. El reloj fue construido en su sugerencia, y también participó en su construcción. El reloj fue presentado a la Academia Francesa de Ciencias en 1753, fue inspeccionado y aprobado por Jérôme Lalande . Lepaute fue miembro de la Academia Francesa de las Ciencias. 
Jérôme Lalande le recomienda junto con el matemático Alexis Clairault para calcular el retorno previsto del cometa Halley , así como para calcular la atracción de Júpiter y Saturno de la cometa Halley. En noviembre de 1758, el equipo presentó su conclusión de que el cometa  llegaria el 13 de abril de 1759 siendo  casi correcta, ya que el cometa llegó el 13 de marzo de 1759. Clairault no reconoció su trabajo en absoluto, lo que molestó a Lalande  que reconoció su ayuda en un artículo.

En 1759, ella fue de nuevo una parte del equipo Jérôme Lalande y trabajó con él para el cálculo de las efemérides del Tránsito de Venus. No está documentado lo que se debe atribuir a ella personalmente, pero en 1761, fue reconocida al ser admitida como distinguida miembro honorario de la Academia Científica de Beziéres .

En 1762, Lepaute calcula el tiempo exacto de la venida eclipse solar en 01 de abril 1764. Ella escribió un artículo en el cual dio un mapa de la extensión del eclipse en intervalos de 15 minutos a través de Europa . El artículo fue publicado en Connaissance des temps ( El conocimiento de los tiempos ).

Lepaute también creó un grupo de catálogos de las estrellas que fueron útiles para la astronomía posterior. Ella calcula las efemérides del Sol, la Luna y los planetas para los años 1774-1784.
Nicole Lepaute se hizo cargo de su marido enfermo terminal a partir de 1767 hasta su muerte en 1774, después de que su propia salud también fue gravemente dañada. Ella adoptó al sobrino de su marido, Joseph Lepaute Dagelet, futuro miembro de la Academia Francesa de Ciencias, en 1768.

El asteroide 7720 Lepaute se nombra en su honor,  así como es el cráter lunar Lepaute .

http://en.wikipedia.org/wiki/Nicole-Reine_Lepaute
http://www.entretodas.net/2009/03/02/ella-es-una-astronoma/
http://www.urv.cat/es/vida-campus/universidad-responsable/observatorio-igualdad/ano-mujeres-ciencias/dones-i-ciencies/dones-astronomes/nicolereinelepaute/
https://www.nakawedoc.com/fr/portraits-de-femmes/sciences/nicole-reine-lepaute
Leer más...

jueves, 5 de diciembre de 2019

Edith Sitwell poeta


Edith Louisa Sitwell, DBE (Scarborough, Yorkshire del Norte, Inglaterra, 7 de septiembre de 1887 – Londres, 9 de diciembre de 1964) fue una poetisa y crítica británicale fue concedido el titulo de  Dama Comandante de la Orden del Imperio británico 

Sitwell publicó su primer poema The Drowned Suns («Los soles ahogados») en el Daily Mirror en 1913 y, entre 1916 y 1921, editó Wheels («Ruedas»), una antología poética anual compilada con sus hermanos—una colaboración literaria generalmente llamada «the Sitwells» (Los Sitwell).

En 1929 publicó Gold Coast Customs («Costumbres de la Costa de Oro»), un poema sobre la artificialidad del comportamiento humano y el barbarismo que yace bajo la superficie. El poema fue escrito al ritmo del tom-tom y del jazz, y muestra considerable habilidad técnica. Sus primeras obras muestran una fuerte influencia de los simbolistas franceses.

Se convirtió en una  defensora de tendencias innovadoras en la poesía inglesa y se opuso a lo que consideró el convencionalismo de gran parte de los poetas contemporáneos que miraban hacia atrás. Su piso se convirtió en un lugar de reunión para jóvenes escritores de quienes deseaba hacerse amiga y ayudar: entre estos últimos estuvieron Dylan Thomas y Denton Welch. También ayudó a publicar la poesía de Wilfred Owen después de su muerte.

Su única novela, I Live under a Black Sun («Vivo bajo un sol negro»), basada en la vida de Jonathan Swift, se publicó en 1937.


Sitwell tenía rasgos angulares  y medía 1,83 m.  a  menudo vestía de manera inusual con ropas de brocado o terciopelo con turbantes dorados y grupos de anillos; sus joyas pueden verse en las galerías de joyas del Museo Victoria y Alberto de Londres. Su  apariencia provocó críticas casi tanto como sus versos, y a lo largo de su vida fue objeto de ataques personales más o menos virulento, que ella devolvía con vigor. Hacia sus amigos, ella mostró gran dulzura e invariable amabilidad.



Sitwell estaba interesada  en la relación entre la poesía y la música, un asunto que exploró en Façade (1922), al que puso música William Walton, una serie de poemas abstractos cuyos ritmos imitan los de la música. Façade fue interpretada detrás de una cortina con un agujero en la boca de un rostro pintado y las palabras se recitaban a través del agujero con la ayuda de un megáfono. El público recibió la primera interpretación con desconcierto, pero hubo muchas reacciones positivas.


Greenhill, Hampstead High Street, Hampstead, NW3 5TY
Aún cae la lluvia 


Aún cae la lluvia 
oscura como el mundo de los hombres:
negra como nuestra destrucción:
ciega como los mil novecientos cuarenta clavos
hincados en la cruz.

Aún cae la lluvia 
con un son parecido al latir del corazón
convertido en golpear de martillo
en el campo del Alfarero, y al son del pie impío
sobre la tumba.

Aún cae la lluvia 
en el campo de la sangre, donde crecen diminutas esperanzas,
y el cerebro del hombre
se nutre de codicia, aquel gusano de rostro de Caín.

Aún cae la lluvia
a los pies del hombre extenuado
pendiente de la cruz.
Cristo, día y noche clavado, apiádate de nosotros,
del opulento y de Lázaro:
bajo la lluvia las llagas y el oro son lo mismo.

Aún cae la lluvia
cae la sangre aún del herido costado del hombre extenuado:
lleva en su corazón las heridas todas, las de la luz que se extinguió,
la última y débil chispa
del corazón suicida, las heridas de la triste e incomprendida oscuridad,
las heridas del oso atrapado:
el oso ciego y gimiente, cuya carne indefensa
azotan los guardianes... las lágrimas de la acosada liebre.

Aún cae la lluvia
Entonces -"Oh, saltaré hasta mi Dios, que me ata al suelo"
-ved cómo la sangre de Cristo surca el firmamento:
se derrama de la frente que clavamos al madero
hasta el profundo y moribundo, el sediento corazón
que custodia los fuegos del mundo,
desgarrado de dolor
como una cesárea corona de laurel.

Entonces se oye la voz de Aquel que,
como el corazón del hombre,
fue una vez niño y durmió entre animales:
"Te amo aún, derramo aún mi luz
inocente y mi sangre por ti.



Still falls the Rain


Still falls the Rain---
Dark as the world of man, black as our loss---
Blind as the nineteen hundred and forty nails
Upon the Cross.

Still falls the Rain
With a sound like the pulse of the heart that is changed to the hammer-beat
In the Potter's Field, and the sound of the impious feet

On the Tomb:
Still falls the Rain
In the Field of Blood where the small hopes breed and the human brain
Nurtures its greed, that worm with the brow of Cain.

Still falls the Rain
At the feet of the Starved Man hung upon the Cross.
Christ that each day, each night, nails there, have mercy on us---
On Dives and on Lazarus:
Under the Rain the sore and the gold are as one.

Still falls the Rain---
Still falls the Blood from the Starved Man's wounded Side:
He bears in His Heart all wounds,---those of the light that died,
The last faint spark
In the self-murdered heart, the wounds of the sad uncomprehending dark,
The wounds of the baited bear---
The blind and weeping bear whom the keepers beat
On his helpless flesh... the tears of the hunted hare.

Still falls the Rain---
Then--- O Ile leape up to my God: who pulles me doune---
See, see where Christ's blood streames in the firmament:
It flows from the Brow we nailed upon the tree

Deep to the dying, to the thirsting heart
That holds the fires of the world,---dark-smirched with pain
As Caesar's laurel crown.

Then sounds the voice of One who like the heart of man
Was once a child who among beasts has lain---
"Still do I love, still shed my innocent light, my Blood, for thee  



http://www.lamajadesnuda.com/sumario/los-poetas-y-el-poder/107-la-maja-desnuda/poesia-y-poder/275-edith-sitwell.html
https://www.poemhunter.com/poem/bells-of-gray-crystal/
https://es.wikipedia.org/wiki/Edith_Sitwell
http://blueplaquesguy.byethost24.com/content/Sitwell_Edith_NW3.html?i=1
Leer más...

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Wilhelmine Schröder-Devrient


Wilhelmine Schröder-Devrient (Hamburgo, 6 de diciembre de 1804; Coburgo, 26 de enero de 1860), nacida como Wilhelmine Schrôder, fue una cantante alemana de ópera con voz de soprano, célebre en vida en toda Europa y admirada por Richard Wagner, de cuyas primeras óperas estrenó varios papeles principales, de ella se ha dicho que como cantante combinaba una insólita calidad tímbrica con una dramática intensidad de expresión, apreciable tanto en los escenarios como en las salas de conciertos.1​Supuestamente fue también la autora de la narración erótica Memorias de una cantante alemana.

Wilhelmine Schröder  hija del tenor Friedrich Schröder y de la actriz teatral y excantante de ópera Sophie Schröder (de soltera, Bürger). A los nueve años bailó ya en una función en Hamburgo y a los quince debutó como actriz en el papel de Aricia en la tragedia Fedra de Racine, adaptada al alemán por Schiller. Tras estudiar en Viena con J. Mazatti, hizo su presentación operística como Pamina en La flauta mágica de Mozart, siendo acogida por el público con tal entusiasmo que su futura carrera en la ópera quedó asegurada.

A partir de entonces actuó en gira por varias ciudades de Italia, así como en París, Londres, y Viena. En 1822, con solo 17 años, su interpretación en la capital austríaca de la Leonora del Fidelio de Beethoven, en presencia del autor, acabó de lanzar su carrera en toda Europa como una de las principales cantantes femeninas del momento, al tiempo que consolidaba a Fidelio en el repertorio operístico, en el que hasta entonces sus sucesivas versiones no habían logrado hacerse un hueco.

En 1823 Wilhelmine se casó con el actor teatral Karl August Devrient, cuyo apellido añadió al suyo, conservándolo aun después de que el matrimonio se divorciara en 1828 y ella perdiera la custodia de sus cuatro hijos.

En su autobiografía Mi vida, Wagner escribe estas encendidas palabras sobre la cantante:

Una muchacha muy joven encarnó a Leonora; pero a pesar de su juventud esta cantante parecía estar ya desposada con el genio de Beethoven. ¡Con qué ardor, con qué poesía, cuán profundamente conmovedor era su retrato de esta mujer extraordinaria! Se llamaba Wilhelmine Schröder. Suyo es el enorme mérito de haber revelado esta obra de Beethoven al público alemán [...] A mí, por mi parte, se me abrió el cielo, estaba transfigurado y veneré al genio que me había conducido -igual que a Florestán- de la noche y las cadenas a la luz y la libertad.

Wagner  admiraba a Schröder-Devrient, a quien confió en sus estrenos los papeles protagónicos de Adriano en Rienzi (1842), Senta en El holandés errante (1843) y Venus en Tannhäuser (1845). Todos estos estrenos tuvieron lugar en Dresde, donde la cantante fue solista de la Ópera de la Corte de 1823 a 1847. De no haberse producido la implicación de ambos en el llamado Alzamiento de mayo, Schröder-Devrient habría estrenado también allí en 1849 Lohengrin, cuyos carteles anunciadores ya estaban impresos cuando estalló la rebelión. En la represión que siguió al movimiento revolucionario, la cantante fue detenida temporalmente y luego expulsada del Reino de Sajonia, aunque pudo retornar en 1852.

Schröder-Devrient tuvo también una relación de amistad con Carl Maria von Weber, de quien cantó el papel protagonista de su ópera Euryanthe cuando esta se representó en Dresde.

En agosto de 1847 Schröder-Devrient se casó por segunda vez, con el funcionario sajón David Oskar von Döring, viéndose obligada a dejar los escenarios por la condición oficial de su marido. Döring resultó ser un estafador y el matrimonio se divorció en 1848, después de quedar arruinados en la crisis financiera de aquel año. En 1850 contrajo su tercer matrimonio con el rico terrateniente Heinrich von Bock, que tenía sus posesiones en Livonia, adonde le siguió su esposa, lo que originó una nueva retirada temporal de la escena, hasta que este matrimonio se rompió también en 1852.

Wilhelmine Schröder-Devrient volvió a los escenarios en 1856, pero ya solo como cantante de concierto, interpretando canciones de Beethoven, Schubert y Felix Mendelssohn. Se retiró definitivamente en 1859. Murió en Coburg al año siguiente y sus restos reposan en el Cementerio de la Trinidad de Dresde.


Tras la muerte de Schröder-Devrient apareció, en dos entregas publicadas en Hamburgo-Altona en 1868 y 1875, una obra anónima en dos volúmenes titulada Aus den Memoiren einer Sängerin (De las memorias de una cantante, publicada en español como Memorias de una cantante alemana). Unos años después, el erudito en literatura pornográfica que firmaba como Pisanus Fraxi afirmó en su Index librorum prohibitorum que la obra era la autobiografía erótica de la famosa cantante, que su sobrino habría encontrado entre sus papeles póstumos, pero no proporcionaba ninguna prueba de esta atribución. Desde entonces el carácter auténtico o apócrifo de este clásico de la literatura erótica ha sido muy discutido. Guillaume Apollinaire, que estudió seriamente el asunto para la introducción que hizo a la edición francesa de 1913, no consiguió llegar a una conclusión tajante y aventura que la obra puede estar basada parcialmente en episodios reales escritos o relatados a otro por Schröder-Devrient.​ El consenso actual es que esto puede afirmarse en todo caso del primer volumen, pero no del segundo, de contenido pornográfico mucho más abierto y extremoso.


https://es.wikipedia.org/wiki/Wilhelmine_Schr%C3%B6der-Devrient
Leer más...

martes, 3 de diciembre de 2019

Julia del Rosario Retamal Sepúlveda desaparecida en Chile


Julia del Rosario Retamal Sepúlveda, militante comunista, encargada de Solidaridad del Regional Norte fue detenida en horas de la tarde del día 13 de agosto de 1976, (entonces era profesora de primaria , estaba soltera y tenia 54 años) en la vía pública, entre las calles Vivaceta y Nueva de Matte de la ciudad de Santiago. 

 Julia representa a todas las  luchadoras chilenas por un mundo más justo que fueron injustamente desaparecidas e invisibilizadas.  Heroínas, sin duda, en un mundo injusto. 

Su aprehensión la efectuó un grupo de agentes de la DINA  que viajaban en auto y llevaban a otra persona detenida,  Juana del Carmen Vicencio Hidalgo, quien presenció el arresto. La testigo describe la detención "Al llegar a Vivaceta con Nueva de Matte me quitaron la venda y en el mismo punto, a pocos metros, se concretó el arresto de Julia, que iba sola caminando con unos bolsos. La forzaron a subir al auto, me preguntaron si era ella y regresamos al centro de detención. Mi reconocimiento, posterior al hecho mismo del arresto, era prácticamente superfluo, pues los agentes daban muestras de conocer perfectamente a su nueva víctima".
Luego la afectada fue vista en Villa Grimaldi, por varios testigos. Una de estas personas, don Pedro Rolando Jara Alegría, detenido entre el 18 y el 25 de agosto, la vio el día 24 de agosto de 1976 ‑un día antes de ser liberado el mismo‑ y describe este momento en la forma siguiente: "...fui sacado de mi celda y llevado a una sala grande dividida por tabiques y que tenía el piso de una piedra roja. El agente que me trasladó a ese lugar me autorizó para sacarme la venda y así vi detenidas a 3 mujeres que yo conocía: una de ellas era Juanita Vicencio; otra mujer de chapa "Roxana", de unos 35 a 40 años a quien yo conocía de antes, por lo que sabía que era profesora. Tiempo después y estando ya en Suecia, Haroldo Pérez me comentó que el nombre verdadero de Roxana era Julia o Julieta Retamal".
También doña Rosa Elsa Leiva Muñoz, detenida por la DINA con fecha 10 de agosto de 1976, declara haberla visto : "Julia Retamal era una señora de unos 50 años de edad, de pelo teñido rubio, delgada, pintaba en género: tenía taller por calle Suarez Mujica o Mujica más arriba de Pedro de Valdivia".
Quien mayores antecedentes aportó sobre el tratamiento que recibiera Julia Retamal en Villa Grimaldi es doña Juana del Carmen Vicencio Hidalgo, con la cual mantenía contacto con anterioridad a ser ambas detenidas, el mismo día 13 de agosto de 1976 y que presenció este hecho: " En cuanto llegamos me dejaron en una celda en la que apenas podía estar sentada en cuclillas. Seguramente oscurecía cuando fui conducida, por segunda vez, a la pieza donde estaba "la parrilla". En ella tenían a Julia Retamal, desnuda, y en ese preciso momento le estaban aplicando corriente. Querían los torturadores que yo recordara o dijera el nombre de una persona por la cual interrogaban a Julia. Manifesté desconocer de quien podría tratarse y volví, custodiada, a la celda. Al tercer día recibí compañía: los guardias trajeron a Julia Retamal. Ella tenía la cara hinchada, negra o totalmente amoratada, moretones y huellas de golpes recibidos en los brazos y las piernas. Como apenas cabíamos en la celda, para sentarnos debíamos hacerlo una sobre la otra, turnándonos. Mi compañera sólo decía que le habían pegado mucho y deseaba morir. Estuvo conmigo dos días con sus noches al cabo de los cuales la trasladaron a la celda aledaña. El sector en que nos encontrábamos, era más conocido como La Torre y más tarde supe que todo el recinto de incomunicación y tortura era la Villa Grimaldi, en Peñalolén".
Hasta la fecha se desconoce el paradero de la afectada, la que continuó en calidad de desaparecida.



La sentencia establece que el 13 de agosto de 1976, Retamal Sepúlveda, militante  del Partido Comunista, fue detenida y privada de libertad, por sujetos  vestidos de civil, sin que existiera  orden  emanada de autoridad legítima y competente que la justificase, quienes la condujeron hasta el centro clandestino de detención  conocido como "Terranova" o "Villa Grimaldi", recinto donde fue sometida a interrogatorios y tortura,  ignorándose desde entonces su paradero, así como la suerte que ha corrido en su salud física, síquica e integridad personal y  sin  que registre  salidas o entradas al país, como tampoco que conste su defunción.

30 de Junio 2006  El Mercurio : Corte eleva condena a Contreras por secuestro de profesora PC

A 10 años y un día fue elevada la condena que pesaba sobre el general (r) Manuel Contreras por el secuestro de la militante comunista Julia Retamal Sepúlveda.

Originalmente, el ex jefe de la DINA había sido condenado por el ministro de fuero Juan Eduardo Fuentes a tres años y un día por dicho delito, pero la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones consideró que no corresponde la media prescripción deducida por el juez.

EL tribunal de alzada elevó además a 5 años y un día la condena al oficial (r) Carlos López Tapia, quien también había sido sentenciado originalmente a 3 años y un día.

Éste último se desempeñaba como jefe del centro de detención clandestino de la DINA Villa Grimaldi, hasta donde fue conducida Retamal luego de ser detenida el 13 de agosto de 1976.


http://www.memoriaviva.com/Desaparecidos/D-R/ret-sep.htm
https://mujeresdevillagrimaldi.blogia.com/temas/julia-del-rosario-retamal-sep-lveda/
Leer más...

lunes, 2 de diciembre de 2019

Gisela May actriz de teatro contemporáneo


Gisela May (Wetzlar, 31 de mayo de 1924-Berlín, 2 de diciembre de 2016)​ fue una de las más destacadas actrices alemanas del teatro contemporáneo. Desarrolló el núcleo de su carrera en la República Democrática Alemana y se especializó en la obra de Bertolt Brecht y las canciones de su época.

Considerada junto a Lotte Lenya, una de las intérpretes definitivas de Kurt Weill, Hanns Eisler y contemporáneos, recibió, entre otras distinciones, el Grand-Prix du Disque International en 1968, el Deutscher Kleinkunstpreis en 1987 y la "Estrella de la Sátira" del archivo del cabaret alemán de Maguncia en 20052​

En 2004 fue condecorada con la máxima distinción civil otorgada por Alemania, la Bundesverdienstkreuz (Orden al Mérito de la República Federal de Alemania).


Hija del dramaturgo Ferdinand May y la actriz Käte May, se formó entre 1942 y 1944 en el Conservatorio de Leipzig. Debutó en Dresden, Leipzig, Halle y Schwerin. Estudió con Max Reinhardt e integró desde 1951 el Deutsches Theater y luego el famoso Berliner Ensemble durante tres décadas y aún hoy es considerada la mejor exponente del teatro musical de Brecht y las canciones de Kurt Weill, Paul Dessau, Hanns Eisler y otros compositores del género (Jacques Prévert, Jacques Brel, etc).

Actuaba en el Deutsches Theater cuando fue descubierta por Hanns Eisler en 1957 quien la incorporó al grupo creado por Brecht y su mujer, Helene Weigel donde interpretó Madame Cabet en Die Tage der Commune, Frau Peachem en Die Dreigroschenoper, Frau Kopecka en Schweyk im Zweiten Weltkrieg, Anna en Los siete pecados capitales y Madre Coraje y sus hijos, su encarnación más conocida que interpretó entre 1978 y 1992 habiéndolo aprendido directamente de Therese Giehse y Helene Weigel.​




Otros memorables trabajos incluyeron Marie en Woyzeck de Georg Büchner, La profesión de la Señora Warren de George Bernard Shaw y Regan en Rey Lear de William Shakespeare.

Al mismo tiempo, inició una exitosa carrera en solitario  que desarrolló en forma paralela a su labor con el Berliner Ensemble y que se tradujo en recitales, discos y cursos para cantantes y actores en varios países. Esta disciplina la llevó a presentarse en La Scala de Milán y el Carnegie Hall de Nueva York ganándole el apodo de Diseuse die Welt (Decidora del mundo). Como actriz y "diseuse" trabajó en Leipzig, Dresden, en Australia, América, el Carnegie Hall y en musicales como Hello Dolly en el Teatro Metropol de Berlín y como Frau Schneider en Cabaret en el Theater des Westens berlinés.

Su vida ha sido objeto del film Every Song Tells a Story (1998) ganador del Prix Meilleure Vie d'Artiste Festival International du Film d'Art' 1998, Paris.

Escribió su autobiografía llamada Es wechseln die Zeiten.

Desde 1972 integraba la Academia de Arte alemana​ y era docente en la interpretación de canciones y clases magistrales en la Universidad Humboldt, la escuela superior de música Hanns Eisler (Berlín) y la Escuela Superior de Música Franz Liszt Weimar.

https://alchetron.com/Gisela-May
https://es.wikipedia.org/wiki/Gisela_May
Leer más...

domingo, 1 de diciembre de 2019

Leonore Walker psicologa y activista feminista



Lenore Walker (3 de octubre de 1942  Nueva York, Estados Unidos) es escritora, educadora y  psicóloga   su campo de trabajo hace que todas las mujeres le debamos estar agradecidas. Su libro sobre el ciclo de la violencia de género debería ser conocido por todas las mujeres . Su compromiso con el tema la ha llevado por el mundo ademas de ser profesora de universidad por más de 20 años.




Traemos inicialmente su propuesta sobre el ciclo del maltrato y luego copiamos la magnifica entrevista de Soledad  Vallejos  absolutamente enriquecedora áun cuando hayan pasado años desde que se hizo.


Leonore  describió ya en 1984 el carácter cíclico del maltrato de mujeres (teoría del ciclo de la violencia), tomando como base la teoría de la indefensión aprendida y la hipótesis de la tensión-reducción. Así, según esta propuesta, el maltrato se desarrollaría siguiendo estas tres fases:

1. Fase de acumulación o de construcción de la tensión. La tensión suele surgir en torno a conflictos cotidianos. Generalmente en esta fase el agresor emplea estrategias de abuso verbal y psicológico y a veces causa lesiones leves; acostumbra a negar la ocurrencia del episodio y quita importancia a las protestas de la mujer. Por su parte, la mujer cree tener un cierto control sobre la frecuencia y severidad del abuso y trata de evitar que aumente empleando diversas estrategias (trata de tranquilizar al agresor, evita hacer aquello que le pueda molestar, se muestra pasiva, se culpa a si misma y lo exculpa para evitar que se enfade y se vuelva más peligroso). La mujer comienza a experimentar confusión y angustia y puede intentar alejarse de su maltratador. Al notar el alejamiento, él trata de aumentar el control y de provocarla para que tenga una reacción.

2. Fase de agresión o descarga de la tensión. La intensidad de los episodios abusivos aumenta y pueden aparecer abusos tanto físicos como psíquicos y/o sexuales en cualquiera de sus manifestaciones. Esta descarga de agresividad alivia la tensión del maltratador. La mujer se concentra en sobrevivir al abuso, y puede emplear diferentes estrategias para lograr que cese (trata de tranquilizar al agresor siendo amable y servicial, accede a tener relaciones sexuales, amenaza con abandonarle si no cesa en los malos tratos, etc.). Generalmente es en este momento cuando las mujeres denuncian la violencia que están padeciendo.

3. Fase de arrepentimiento, de conciliación o de “luna de miel”. El maltratador muestra su arrepentimiento y asegura que el episodio de abuso no se repetirá nunca más. La mujer trata de creer los propósitos de enmienda, y hace todo lo posible para que la relación funcione. El comportamiento del agresor constituye un refuerzo positivo para las mujeres, ya que les permite ver la parte positiva de la relación de pareja, y fomenta la esperanza y el deseo de que el agresor cambie. En caso de que ella le abandone (o amenace con hacerlo), él puede llegar a prometer o hacer casi cualquier cosa para conseguir que regrese. Si la relación sigue adelante, lo hace en medio de una gran tensión que originaria un regreso a la fase primera.

Una vez que ha surgido el primer episodio de maltrato y se ha atravesado el primer ciclo de violencia, aumenta la probabilidad de nuevos episodios. Esos nuevos episodios vendrán desencadenados por detonantes cada vez más insignificantes, y acompañados por episodios de abuso cada vez más virulentos. De este modo, (con el paso del tiempo, el ciclo se va cerrando. El maltrato es más frecuente y severo. La víctima tiene menos recursos psicológicos para salir de la situación y está más indefensa. Cuanto más tiempo permanezcan las mujeres en una relación abusiva, más aumenta la probabilidad de que las consecuencias psicológicas se cronifiquen (baja autoestima, dificultad para tomar decisiones, depresión, etc.) y, en consecuencia, el pronóstico para su recuperación es más desfavorable. Para que pueda hablarse de la existencia de “síndrome de mujer maltratada” una mujer debe haber atravesado al menos dos veces este ciclo de violencia.






El circulo vuelve a abrirse
9 DE NOVIEMBRE DE 2007


Hace treinta años, la psicóloga Leonore Walker escribió la teoría que sirvió para hacer visible, ante las instituciones, la violencia de género: fue ella quien describió el Síndrome de la Mujer Maltratada y los pasos del Ciclo de la violencia. De paso por Buenos Aires, evaluó avances, obstáculos y rumbos posibles.



Por Soledad Vallejos

Podría decirse que Leonore Walker tiene un optimismo moderado. Lo funda en hechos. “En Baltimore, Maryland, justo el último mes, hubo una mujer que pidió una orden judicial que la protegiera de su maltratador. Un oficial de policía había presenciado todo: vio al hombre golpear a la mujer, vio la violencia física. No había dudas: ese hombre había hecho algo contra la ley. Y, sin embargo, el juez dijo que no iba a darle una orden de protección, porque ella estaba demasiado alterada como para testificar y por lo tanto... tal vez había querido ser golpeada. Eso fue publicado en los diarios.” ¿Dónde está el optimismo? “30 años atrás no hubiera sido noticia.”

Aquello de los pequeños gestos que van armando fortalezas, que con pasos mínimos van cambiando maneras de hacer y de pensar a la vez, cobra un nuevo sentido cuando quien lo menta es esta mujer. Fue ella quien, en 1978, describió el Síndrome de la Mujer Maltratada, también el Ciclo de la violencia. Sistematizó resultados de investigaciones y los articuló con teoría feminista para hablar de violencia de género, un enfoque que vincula el funcionamiento social con los mundos privados y permite encontrar en uno los mecanismos del otro, y viceversa. Para evitar críticas con sonido a chicana veloz y sospechosa, abrió el paraguas: “las mujeres no están constantemente siendo agredidas, pero esa violencia no es inflingida al azar”. Vale decir, aclaró cuestiones estructurales y metodológicas para estudiar esos mecanismos, comprenderlos y actuar.

Psicóloga, investiga y produce tesis en torno de la violencia como fenómeno posible de desarticular, al tiempo que combina su trabajo profesional con la militancia feminista en un asunto clave: acompañar ante la Justicia los testimonios de mujeres maltratadas que terminaron por matar a sus parejas violentas. Relatos de esas tareas y fragmentos de experiencias fueron lo que vino a compartir a la Argentina, en el I Congreso Internacional Violencia, Maltrato y Abuso (organizado por Salud Activa, CIAPSI y el portal depsicoterapias.com), que contó con la presidencia honoraria de Eva Giberti y tuvo a Jorge Corsi encabezando el Comité Científico y a María Beatriz Müller en el Comité Organizador.

–Creo que hubo muchos cambios en estos treinta años, algunos de ellos son muy buenos y otros no tanto. La teoría del Síndrome de la Mujer Maltratada (SMM) fue muy bien aceptado al principio. Pero luego, hace unos 15 años, hubo gente no muy convencida con el SMM, porque temían que llevara a etiquetar a las mujeres como mentalmente enfermas. Por eso, querían una teoría que estuviera más preocupada por el contexto social, por lo social mismo, y menos por los casos individuales. Hubo también casos de mujeres que aceptaban la teoría de la responsabilidad de los hombres, pero no querían reconocer, en mi opinión, que haber sido abusada puede causar daño psicológico a la víctima. La controversia al respecto se dio en todo el mundo, no solamente en Estados Unidos. Así que empecé a investigar de nuevo para demostrar que, en el caso de las mujeres víctimas de violencia, no se puede hablar de una enfermedad mental, sino que se trata de una categoría de stress postraumático. Así como sucede cuando una persona va de soldado a una guerra, que vuelve con algunos problemas, porque no es natural estar expuesto a esas cosas, de la misma manera no es natural para las mujeres ser violentadas o violadas, o para los niños ser abusados.

¿Había dejado de investigar tras describir el síndrome?
–Sí, me había dedicado a mi propia práctica clínica y forense. Testifico en casos de mujeres abusadas que mataron en defensa propia.

Es una experiencia de trabajo exigente.
–Sí, es una experiencia fuerte, porque para muchas de esas mujeres, antes de que lográramos incluir el testimonio, el destino era la prisión por el resto de sus vidas. Eran juzgadas como asesinas y listo. Incluso cuando a muchos de mis colegas no les gustaba recurrir al Stress Post Traumático (SPT) como argumento, porque temían que eso fuera a definir erróneamente a las mujeres víctimas, ésa era la única manera que teníamos de llevar el testimonio a la Corte. Por eso empezamos el compromiso con esa tarea forense.

¿Cree que actualmente hay una manera generalmente aceptada de abordar casos de mujeres víctimas de violencia? ¿En estos treinta años cambió la práctica profesional al respecto?
–No tanto. Todavía es un tema muy controversial. Increíblemente, al principio hubo aceptación sin demasiados conflictos, pero ahora hay muchos. ¿En dónde se originan? La mujer dice que es maltratada y el hombre retruca: no, ella es la que me maltrata a mí. Eso no pasaba hace 30 años, pero ahora sí, y ellos acusan a las mujeres. Hay grupos de varones que hacen eso, aplican violencia de esa manera a mujeres y niños. La gran batalla, ahora, está en el control y el acceso a los hijos, porque los niños están siendo usados para continuar el abuso contra las mujeres, por parte de los hombres y las cortes. Ese es un problema muy serio, en especial porque, a través de la investigación, sabemos que si los chicos están expuestos a la violencia, aprenderán a ser violentos. Debemos encontrar una manera de resolver este frente.

¿Qué pasa con los caminos que se proponen?
–Solíamos decir a las mujeres: tenés que dejar al maltratador y terminar la relación, así todo estará bien. Pero aprendimos que no es así. De hecho, puede ser peor. Para la mujer puede ser más peligroso irse, entonces va quedándose y va perdiendo habilidades para retener el cuidado y la autoridad sobre sus hijos.

¿Incluso en casos donde la mujer pueda tener redes de amigos y familiares?
–Claro, lo mejor para las mujeres maltratadas es tener amigos y familia, un sistema de apoyo muy fuerte. Y si no puede tenerlo, porque a veces no es posible, porque el maltratador mantiene a la mujer aislada y controla con quién está, en ese caso es donde los gobiernos y las instituciones, los grupos de mujeres, los servicios sociales, deben estar atentos y disponibles. De otra manera, esa mujer no tiene apoyo. Y si no tiene apoyo, no se puede ir.

¿Qué país tiene el mejor sistema para abordar la violencia de género, hay alguno que podría servir de modelo?
–... ninguno. No hay ninguno completo al respecto. He estado en varios, conozco qué están haciendo en distintas partes del mundo, y ninguno tiene buenos sistemas. Lo más triste es que incluso las mujeres juezas no hacen las cosas correctas al respecto. Hay una asociación internacional de mujeres juezas muy fuerte, yo he hablado con ellas y conocido a varias. Como grupo, están de acuerdo con lo que digo, pero cuando vuelve cada una a sus países no tiene el apoyo necesario y no pueden aplicar la ley como creen que deben hacerlo. La Justicia está todavía fuertemente controlada por varones con una lógica machista. Pero tal vez, con esperanza, en unos años... (sonríe) Aquí está Cristina, Bachelet en Chile, y ahora tal vez Hillary en Estados Unidos. Tal vez eso haga la diferencia.

¿Lo cree?
–Creo que podría pasar, que eso tiene el potencial para hacer la diferencia. Claro, mirá lo que fue Margaret Thatcher...

Ella ejercía un modelo absolutamente masculino de poder.
–¡Ese es el problema! La institución política está tan fuertemente controlada por la institución económica, que a su vez tiene una lógica masculina que... ¿cómo hacés para llegar al poder? Quiero decir: yo conocí a Hillary, estuve con ella en varias oportunidades, y me gustaba mucho. No es la misma ahora. Está muy diferente: es más parecida a un hombre. Y creo que, al menos por ahora, si querés acceder al poder, tenés que hacer eso, comportarte un poco como un hombre. De todas maneras, me gusta creer que en su alma sigue siendo lo que era. Hillary sigue diciendo que es feminista, pero se ha suavizado un poco... y tiene que hacerlo.

Estos modelos actuales de mujeres en el poder, tan diferentes a los modelos anteriores, ¿pueden hacer la diferencia?
–Creo que tienen la posibilidad. No creo que viva para verlo, pero sí, tienen un potencial para cambiar algunas cosas. Pero todavía falta. Hoy, en mi conferencia del Congreso, miré a mi alrededor, miré al público, y era un 90% de mujeres. Dije: “esto no es bueno”. Es decir, es bueno en un sentido, porque las mujeres están aprendiendo lo que deben aprender, pero es malo en otro sentido, porque si no logramos que los varones se involucren en la lucha contra la violencia, entonces no servirá. Los varones deben hablar a los varones.

¿Y qué pasa con los grupos de varones contra la violencia?
–Había algunos en Estados Unidos, sé de otros que hubo en España, también, y algunos más, pero son muy pequeños y ni siquiera escucho hablar de ellos ya. Creo que es algo pendiente todavía. ¿Pero cómo hacerlo? Bueno, los varones que encuentro más sensibilizados son aquellos que han criado hijas, o que se llevan bien con sus madres, mujeres o ex mujeres. Ellos tienden a ser más empáticos con estos temas, especialmente los que tienen hijas, porque quieren que ellas tengan una vida mejor. Así que creo que ésos deben ser los hombres a los que debemos apuntar. Cuando hablo con mujeres jóvenes siempre les digo que lo que tienen que hacer, cuando tienen un novio nuevo, es hablar con la anterior novia de él (risas)... ¡porque él te tratará de la misma manera a vos!

¿Hubo cambios en el tratamiento de los violentos?
–La terapia en general es decepcionante, y te voy a decir por qué. Al menos en Estados Unidos –entiendo que acá es diferente–, nosotras, en el movimiento de lucha contra el maltrato a las mujeres, creemos que si llevamos al hombre al tratamiento, él podría entrar en todo el sistema de servicios de salud. Y eso es bueno. El tratamiento para un violento es la puerta de entrada a todos los servicios. En EE.UU. van a la terapia por orden judicial, no voluntariamente. Pero el error que cometemos es que tratamos a todos los maltratadores como si fueran iguales. Cuando mirás hacia atrás, decís ¿por qué hicimos eso? Porque sabíamos que cada mujer era diferente, que pasaba por diferentes circunstancias, y por eso era necesario hacer distintos tratamientos. Pero en el caso de los varones dijimos “el tratamiento para el maltratador es bueno”, y dejamos que la corte decidiera el tiempo: 8 semanas, o 12, pero no es suficiente. Algunos maltratadores tienen serios problemas mentales, paranoicos, depresivos, casos de abuso infantil, bipolaridad, muchas cosas... además de ser maltratadores, quiero decir. Entonces, necesitan más que ese tratamiento específico. Quiero decir que eso solo es insuficiente. Por eso deberíamos repensar la terapia. En Colorado, donde vivo parte del año, hay un programa que cuenta con terapeutas voluntarios, que a cambio de muy poca plata llevan adelante grupos de varones, para que puedan afrontar económicamente el tratamiento que necesiten y lo realicen. Entonces, si tienen una orden judicial, van dos años. Y eso ya es diferente.




http://www.drlenoreewalker.com/about/
Leer más...
Más