Acerca de nosotras ·

lunes, 4 de abril de 2022

Bertha Palmer filántropa


Bertha Palmer, nacida Bertha Matilde Honoré, (22 de mayo de 1849 en Louisville - 5 de mayo de 1918 en Osprey) fue  una empresaria, filántropa, mecenas y coleccionista de arte estadounidense.


Bertha provienía de una familia  adinerada de origen francés. Cuando Bertha tenía seis años, la familia se mudó a Chicago. Asistió a las mejores escuelas de Chicago y luego a la Escuela Preparatoria de Visitas de Georgetown en Washington. Tenía solo trece años cuando se encontró en la casa de sus padres, Potter Palmer, un rico comerciante que se convertiría en su esposo.

En 1870, entonces de veintiún años, Bertha Honoré se casó con Potter Palmer, de cuarenta y cuatro años. Como regalo de bodas, Poter Palmer ofrece a su esposa el Palmer House, un hotel, que se quemó solo trece días después, el 9 de octubre, durante el gran incendio de Chicago. Palmer inmediatamente  reconstruyó, el nuevo hotel tenia siete pisos, habitaciones enormes, decoración lujosa y un restaurante gourmet.

Después de su matrimonio, Bertha Palmer llegó rápidamente al firmamento de la "buena sociedad" de Chicago. En 1874, dio a luz a su primer hijo, Honoré, luego en 1875, su segundo Potter Palmer II.

Fue una de las primeras integrantes del Chicago Woman's Club, que forma parte de la Federación General de Clubes de Mujeres; Este grupo reúne a mujeres que quieren debatir problemas sociales y presentar soluciones para resolverlos. Encontraron y apoyaron jardines de infantes hasta que finalmente formaron parte del sistema escolar y luego hicieron campaña por leche barata para niños pobres y por mejores condiciones para los hijos de madres encarceladas.

En 1891, Bertha Palmer fue elegida presidenta de la Junta de Lady Managers de la Exposición Colombina del Mundo. Se supone que el Consejo de Damas era solo una institución honoraria  pero Bertha usó su influencia para  promover los logros de las mujeres en el mundo dentro de la exposición. Las damas del consejo exigieron que se creara un pabellón de mujeres, con ejemplos de obras de mujeres y se aseguraran de que cada pabellón estatal tenia una exhibición sobre este tema.

Como parte de su mandato como Presidenta del Consejo de Damas, Bertha Palmer viajó a Europa para promocionar la exposición. Descubrió  y se  apasionó  por el impresionismo y comenzó una colección de pinturas: cuando regresó a Chicago, dos años después, poseía  veintinueve Monet y once Renoir. 

Ella demostró ser toda una mujer de negocios, durante los dieciséis años que siguieron a la muerte de su esposo, logró duplicar la fortuna que le había dejado. Ella dejó la mayor parte de su colección impresionista al Instituto de Arte de Chicago

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HH

Más