Acerca de nosotras ·

viernes, 26 de marzo de 2021

Yolanda Lalonso artista plástica


 Yolanda Lalonso ( Albornos, Ávila, 21 de septiembre1971) es artista  plástica multidisciplinar y como tal define su pulsión :"Mi interés artístico trata de analizar todo aquello que nos priva de libertad y bien común. A través de pintura, fotografía, instalaciones y cualquier otra disciplina, mis proyectos interactúan entre sí, formando un tejido común, pero conservando su propia autonomía, sobre las fracturas sociales que me rodean".

Su trabajo esta lleno de sutileza y verdad y en ese sentido es inspirador porque le mueven motivaciones muy de cualquier persona, lo que la diferencia es el resultado, que viene determinado por su mirada y su saber hacer.  

Otra de nuestras heroínas María Jesús Hernández Sánchez la define como: Resiliente, luchadora y comprometida con el arte comprometido



Conocí a Yolanda en la preciosa iniciativa de puertas abiertas de "Los Artistas del Barrio" en Malasaña y Chueca que se celebró en 2019 en Madrid  en la que  estos y estas nos mostraban sus  casas y talleres. Quedé fascinada por sus preciosos cuadernos, por sus catálogos reciclados por sus delicados pendientes  (del proyecto Apología de la Verticalidad que realiza con el escultor Leandro Alonso), quede fascinada por su fuerza creativa y por  su capacidad de convertir las cosas en obras de arte .

Participaba de esta iniciativa  otra de nuestras heroínas María Jesús Velasco a la que desde aquí mandamos nuestro cariño y buenas energías para su recuperación que esperamos sea muy pronto.  


  Actualmente ha inaugurado en  @aspacontemporary en Madrid,  otra exposición el 11 marzo que estará hasta el 10 abril 2021  titulada  de “NORMALIDAD Y BRUMA”. Exponiendo  la serie “SOY NORMAL”

Esta  exposición “SOY NORMAL” que esta a nuestro alcance es un grito feminista que pide respeto a los diversos cuerpos de las mujeres,  que pide a la sociedad amplitud de miras y un cuestionamiento a los estereotipos o cánones que nos venden los medios en su publicidad y que tristemente hemos comprado y que generan sufrimiento y muerte encogiendo  nuestra mente.




La muestra Normalidad se compone de las series artísticas  La serie de las telas se titula “Por el camino correcto”  y “Haciendo Cosas Normales”. La primera recuerda las costuras de la vida presentadas como mosaico textil o jirón individualizado. 



La segunda serie es continuación de la exposición individual que la dedicó la galería Aspacontemporary  en 2016 y muestra con trazo estilizado una serie de gestos cotidianos, que buscan ese deseo de intimidad frente al juicio colectivo 



Traemos un texto de Concha Mayordomo   que define muy bien la parte de la exposición  SOY NORMAL de  su actual exposición 


 Tu cuerpo es tuyo 

Desde mediados de los sesenta del pasado siglo un número de mujeres artistas de diversos países como Ana Mendieta, Marina Abramović, Esther Ferrer u Orlan, entre otras muchas, han venido utilizando sus cuerpos desnudos como medio de expresión personal, con ello reivindican quiénes son y cómo son percibidas en su relación con el mundo. 

Your Body Is a Battleground (Tu cuerpo es un campo de batalla) es uno de los eslóganes más conocidos en el mundo feminista, pese a ser de 1989. Con estas palabras la norteamericana Barbara Kruger atacó los estereotipos admitidos por la historia del arte, mientras ese mismo año el discurso de las Guerrilla Girls decía en un gigantesco cartel frente al MET de Nueva York Do Women Have To Be Naked To Get Into the Met. Museum? (¿Las mujeres tienen que estar desnudas para entrar en los museos?) sobre la imagen de reconocible pese a llevar una careta de gorila de a “Gran Odalisca” de Ingres. como ejemplo claro la tradición iconográfica del desnudo femenino. Con esta obra retomaron la reivindicación de la propiedad del cuerpo de la mujer tanto como sujeto pasivo y como lo siguen realizando muchas de las artistas activistas. 




Por otra parte, la sociedad de consumo ha convertido al cuerpo femenino en el objetivo de los propósitos más violento del neocapitalismo, la perfección exigida socialmente solo pueden permitirse las naturalezas extremadamente privilegiadas o las mujeres que pueden disponer de una renta muy superior a la media, en definitiva la alta cosmética, la cirugía plástica, los entrenadores personales, las firmas de alta costura… son un lujo para ricas, y digo bien “ricas” porque aunque parece que el hombre está dando pasos de gigante para aproximarse al mundo del cuerpo perfecto, las estadísticas aun les deja a mucha distancia. 

Preocupa especialmente el mundo adolescente, ya que el proceso de convertirse en un cuerpo adulto está socialmente mal visto, pese a no haberse encontrado aun a día de hoy la fuente de la juventud eterna y es en ese mundo, en el que se mueven las más jóvenes, la influencia que tienen los medios de comunicación y especialmente la publicidad, es verdaderamente preocupante ya que consiguen llevar al desprecio y a la ridiculización todos los cuerpos y aptitudes que no se ajustan a los cánones que ellos mismos imponen, despreciando el respeto tan necesario para su propio cuerpo y dejando secuelas psicológicas difíciles de superar.




Con idea de reivindicar la dignidad del cuerpo, tal y como se hizo hace más de ochenta años, artistas españolas siguen trabajando para volver a la realidad la imagen de la mujer lejos de estereotipos, falsos cánones y visiones idealizadas y trasnochadas. En la exposición “Haciendo cosas normales” de la artista abulense Yolanda Lalonso, podemos ver representada a la mujer “de talla grande” que más se ve obligadas a asumir su corpulencia e intentar apartarse de los convencionalismo para aparecer desnuda en tintas negras y poder sentirse como una mujer completa, poderosa y feliz. 

“Hacía cosas normales, ajena al horror que despertaban las formas de mi cuerpo” 

Convertidas en el eterno objeto de deseo masculino, las obras de Yolanda se alejan poderosamente de las características consideradas como bellas, evidenciando mujeres que se encuentran a veces casuales, en otras plácidas y en otras provocativas, pero siempre indiscutiblemente poderosas y que el espectador podría adivinar como autorretratos. Dice la artista que “un día de verano normal, en un mundo aparentemente normal, sentí la necesidad de escapar de aquellos que me contemplaban. Me armé de pincel y tinta china y comencé a disparar, asegurándome mi propio lugar”. 

“Haciendo Cosas Normales” es un proyecto de obra gráfica en el que la tinta negra delimita un trazo, un ritmo y una expresividad que demuestran la gran dibujante que se esconde, mostrando unas imágenes llenas de valentía y sensibilidad no exentas de denuncia social y todo ello en unos espacios apenas esbozados que nos evocan los atardeceres de la costa mediterránea.




Jesus Marchante nos la retrata así : 

Yolanda Lalonso es una creadora que vive en Madrid y que se cuela entre las fisuras que el poder deja abiertas. Atenta siempre a todo lo que sucede a su alrededor, su trabajo nunca permanece ajeno a las aspiraciones de la ciudadanía. 

 Su destreza y precisión en el difícil arte del dibujo resulta del todo evidente en su serie “Naturaleza”. El gesto y la espontaneidad atraviesan nuestra mirada de manera absoluta. 

 La expresividad salvaje en su pintura aparece de manera inmediata. Una cierta contención en la utilización del color, sin renunciar a todas sus posibilidades, demuestra la maestría de esta artista singular. Nada sobra, nada en su trabajo carece de la necesaria mesura. Sus libros de artista dan buena muestra de esto que decimos. 

 Aunque se podría afirmar que su trabajo se sitúa de manera evidente dentro de lo que podríamos denominar una cierta abstracción, también se puede reconocer un sutilísimo punto de contacto con una cierta figuración que casi no lo es. 



 El rechazo de la subsunción del trabajo humano dentro de la sociedad capitalista forma parte de su rebeldía a la hora de utilizar ciertos materiales que le permiten dar buena cuenta de esa explotación salvaje que sufre la gran mayoría de la sociedad. Su condición femenina se abre paso en muchos de sus trabajos, mostrando de manera clara la ausencia de neutralidad en una toma de posición de carácter emancipador en materia de género. 

 En su trabajo como fotógrafa inicia jugando con la pintura, dibujando sus fotografías como si no pudiese liberarse de esa pasión plástica que la consume. Sin embargo, en sus últimos trabajos la fotografía adquiere plena autonomía. Un expresionismo que nos recuerda las visiones Baconianas o las imágenes de Lucian Freud, nos introduce en el mundo más privado de la artista que deja escapar una mueca de sensualidad y dolor. La mirada de Yolanda Lalonso no deja indiferente en ningún sentido. Nos hace partícipes, protagonistas, aunque tuviésemos la tentación de huir de ese desagarro que se esconde detrás de sus imágenes.




https://tribunafeminista.elplural.com/2016/11/tu-cuerpo-es-tuyo/

www.yolandalalonso.com

2 comentarios:

HH

Más